Época de despedidas, Hasta pronto Adriana


Como el tiempo parece más de despedidas, de hasta prontos y cosas así pues creo que me lo voy tomando cada día de la mejor forma.

Uno a veces suele desencantar a personas con las que comparte todos los días, pero creo que en este caso específicamente no es así.

Llegó no hace mucho, pero tampoco hace poco, así que digamos que su estancia en esta oficina fue la que debía permanecer aquí.

De profesión abogada y dueña de la risa más explosiva, espontánea, original y agradable de las que pocas he conocido y de un humor tan fresco y agradable que invita siempre a querer convivir y provocarle esa explosión de espontaneidad que ya he dicho hace un rato.

Llegó y marco desde el primer día su huella en esta oficina, las primeras palabras graciosas que le conocí fue “…no seas chencho…” o “…eres bien chencho…”, y esa era su forma de llamar alguna tontería o cosa que uno pudiese decir, pero lo aplicó por igual a hombres y mujeres , por que pare ella en su singular trato para todos y desde mi perspectiva, su amistad sincera y verdadera era para todos por igual.

Recuerdo muchas cosas agradables, todas mayormente y ahora que trato de recordar al menos una no tan agradable acaso podría ser los pellizcos y apretones que me daba con sus uñotas en mis brazos, pero no, curiosamente no recuerdo episodio alguno de su estancia aquí que sea desafortunado y eso me alegra aun más.

Ahora ella va a ejercer lo que tantos años ha sido su preparación y su elección de vida y si, va con temores, más a lo que desconoce que a lo que ya conoce y yo le he dicho durante esta última comida que probablemente compartamos que valla con la idea de hacer una nueva vida y con los mejores deseos.

Adriana, ha sido un placer maravilloso para mi haberte conocido en verdad, me alegra mucho que en los recuerdos que tengo yo o que a partir del viernes por la tarde tendré, no hay alguno absolutamente negativo, triste o desagradable y eso demuestra que al menos esta amistad que hace tiempo se inició será recordada como algo genial.

Adoro tu risa, en verdad y ciertos ademanes que haces y te lo digo con todo el respeto por que me pareces una mujer muy divertida, sabes lo que te quiero y aprecio también sabes por la plática de hoy lo que deseo para ti.

Solo recuerda que el miedo es natural, todo el mundo tenemos miedo de algo, pero lo peor de asunto es no luchar y trabajar por quitarlos o hacerlos menos.

Gracias por la oportunidad de conocerte y gracias por ese privilegio tan grande que es estar en esta oficina contigo, todos estos días han sido todo menos aburridos y muy agradables, ¿qué más te puedo decir que tu no ya lo sepas?

Recibe mi cariño un beso grande y mis mejores deseos para esta nueva etapa que inicias.

Pd. No olvides que si quieres puede regresar y eso no solo yo lo digo.

Pieza para despedir a Adriana Moreno Funny little frog – Belle & Sebastian a mi me gustará saber que me despedí de ti con esta cancioncita.

Funny Little Frog

Honey lovin you is the greatest thing
I get to be myself and I get to sing
I get to play at being irresponsible
I come home late at night and I love your soul
I never forget you in my prayers
I never have a bad thing to report

You’re my picture on the wall
You’re my vision in the hall
You’re the one I’m talking to
When I get in from my work
You are my girl, and you don’t even know it
I am livin out the life of a poet
I am the jester in the ancient court
You’re the funny little frog in my throat

My eye sight’s fading, my hearing’s dim
I can’t get insured for the state I’m in
I’m a danger to myself I’ve been starting fights
At the party at the club on a Saturday night
But I don’t get disapproving from my girl
She gets the all highlights wrapped in pearls..

You’re my picture on the wall
You’re my vision in the hall
You’re the one I’m talking to
When I get in from my work
You are my girl, and you don’t even know it
I am livin out the life of a poet
I am the jester in the ancient court
You’re the funny little frog in my throat

I had a conversation with you at night
It’s a little one sided but that’s allright
I tell you in the kitchen about my day
You sit on the bed in the dark changing places
With the ghost that was there before you came
You’ve come to save my life again

I don’t dare to touch your hand
I don’t dare to think of you
In a physical way
And I don’t know how you smell
You are the cover of my magazine
You’re my fashion tip, a living museum
I’d pay to visit you on rainy Sundays
I’ll maybe tell you all about it someday

y bueno, si quieres una para la chilladera pues acá tienes esta

Las Golondrinas – Pedro Infante con el Mariachi Vargas de Tecalitlán

~ por juancarlos70 en febrero 2, 2006.

2 comentarios to “Época de despedidas, Hasta pronto Adriana”

  1. que envidia de la tal adriana. ojalá hubiese alguien que me cause risas similares y pudiera luego apreciarlas asìp. decido que no quiero ser triste ni seria.
    pero lo de los pellizcos con sus uñas en tus brazos, grrrrrrrrrrrrr
    mejor que no la conocì.

  2. Es malo envidiar y seguramente si conocieras a Adriana te caería igual de bien que a mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: