Son los sueños todavía – Gerardo Alfonso – Cuba


la canción comienza más o menos así:

“Para Ernesto Ché Guevara, Son los sueños todavía…”
Gerardo Alfonso aun no acaba de decir esta frase y ya se comienza a escuchar el aplauso del público de la Escuela Popular de Música de Valparaíso, Chile un día de 2004…

…comienza a sonar una guitarra con acordes consecutivos: F#m C#m Em F#m…, “…muchas gracias a todos, a la escuela, a los compañeros…, sigue una vuelta más de acordes y Gerardo comienza a cantar:

Tú subías desde el cono sur
y venias desde antes
con el amor al mundo bien adentro,
fue una estrella quien te puso aquí
te hizo de este pueblo
de gratitud nacieron muchos hombres
que igual que tú no querían que te fueras
y son otros desde entonces

Después de tanto tiempo y tanta tempestad
seguimos para siempre este camino largo, largo
por donde tú vas, por donde tú vas
El fin de siglo anuncia una vieja verdad
los buenos y los malos tiempos hacen una parte
de la realidad, de la realidad, ohohohohoh

Yo sabía bien, que ibas a volver,
que ibas a volver de cualquier lugar
que el dolor no ha matado la utopía
porque el amor es eterno y
la gente que te ama no te olvida

Tú sabias bien, desde aquella vez
que ibas a crecer, que ibas a quedar
porque la fe clara limpia las heridas
porque tú espíritu es humilde y reencarnas
en los pobres y en sus vidas

Después de tanto tiempo y tanta tempestad
seguimos para siempre este camino largo, largo
por donde tú vas, por donde tú vas
El nuevo siglo anuncia una vieja verdad
los buenos y los malos tiempos hacen una parte
de la realidad, de la realidad, ohohohohoh

Son los sueños todavía,
los que tiran de la gente
como un imán que los une cada día
no se trata de molinos,
no se trata de un quijote
algo se templa en el alma de los hombres
una virtud que se eleva por encima de los
títulos y nombres

Después de tanto tiempo y tanta tempestad
seguimos para siempre este camino largo, largo
por donde tú vas, por donde tú vas
El fin de siglo anuncia una vieja verdad
los buenos y los malos tiempos hacen una parte
de la realidad, de la realidad, ohohohohoh

finaliza de cantar y suena de nuevo el aplauso del público…

Gerardo, como muchos otros cubanos y personas en el mundo admiran la vida de Ernesto Ché Guevara, como yo también lo hago, pero no con ese fanatismo que a veces suele ponerse a personas a credos o a personas, incluyendo a cosas irreales que incluso nos llevan a inventarnos problemas en nuestra cabeza y a trasladarlos a otras personas de forma injusta.

Gerardo dice en su letra que “…el fin de siglo anuncia una vieja verdad los buenos y los malos tiempos hacen una parte de la realidad, de la realidad…” y es esta frase la que me hace ahora transcribir esta letra de admiración y dedicación a un hombre comprometido a muchas cosas pero principalmente a una cosa muy poco cuidada por las personas que vivimos estos tiempos y es “la justicia”, pero bueno, hablar de justicia sería hablar de muchas cosas.

Una vez una persona me argumentó en repetidas ocasiones que la justicia no existía y que probablemente nos sabíamos que era, yo creo que si sabemos pero creo que la manejamos a nuestra conveniencia y en definitiva lo que es justo para unos no lo es para otros, sin embargo creo que la justicia debe ir acompañada por el respeto a las personas, creo yo.

Sin embargo a veces hay personas que asumen justicia con ira y además lastiman y creo que eso no se vale, como sea los tiempos buenos y malos son la realidad y en esta realidad hay hombres y hay ejemplos de formas de ser, hay quién deja todo y asume causas justas que incluso llegan a no ser directamente propias, hay quién solo asume sus propias causas y acude a lastimar a personas que probablemente no lo merecen, como sea y como dice Gerardo, esto es parte de la vida.

“…Después de tanto tiempo y tanta tempestad
seguimos para siempre este camino largo, largo
por donde tu vas, por donde tu vas
El nuevo de siglo anuncia una vieja verdad
los buenos y los malos tiempos hacen una parte
de la realidad, de la realidad, ohohohohoh…”

~ por juancarlos70 en diciembre 19, 2005.

2 comentarios to “Son los sueños todavía – Gerardo Alfonso – Cuba”

  1. gracias por ponerla. si bien la justicia humana es de caracter muy subjetivo y hasta contradictorio, sí hay algo que se siente en el centro del cuerpo cuando no entendemos las causas detrás de las acciones u omisiones de lo que sucede o parece suceder. la capacidad de sentir eso es una maravillosa parte de estar vivos.
    jp

  2. Adoro al Che, y lo digo desde la visiòn que extraje de sus diarios, de sus relatos, de su humilde persona, sabemos todos que fue un adolescente y un chico muy travieso…y con el tiempo fue entreviendo otras cosas, percatando otras realidades, cosas que desconocìa y que lo descolocaron, que lo hicieron sentir las injusticias de afuera como propias, que consiguieron que el mundo entero conozca a un hombre humilde, generoso, honesto, sencillo y valiente. La persona màs completa del mundo. Me emociona demasiado. Ojalà podamos comprender todo lo que significò y lo que aùn sigue significando el Che…! PATRIA O MUERTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: