10 de mayo de 2005

Es probable que despues de escribir estas líneas quede fuera de tu estima, pero no importa, pues quién escribe suele correr el riesgo, o al menos debiera correrlo, de molestar y ofender con las palabras a quienes hacen el favor de leerlo a uno.

Sin embargo, creo que es mi deber por civismo y amor propio escribir sobre lo que se celebra este dia.

Debo comenzar a decirles que yo no estoy de acuerdo a que un día del año se consagre al aprecio de alguna persona, como día del niño, del padre, de la mujer y tantos otras que existen, es probable también que sepan que diré ese viejo cliché de “regale afecto, no lo compre” y hoy en este día especialmente tiene más valor mi pensamiento, aclaro, al menos para mi.

El origen de esta celebración no es más que una iniciativa mercantíl para “festejar y celebrar” a las mujeres que nos han dado vida y algo más, bueno, algunas, habrá quién opine que su madre no le ha dado nada y hasta solo pesares, conozco un par de casos.

Y es que la idea que solo un día se le consagre a venerar a la madre me parece muy nefasto y eso de saber y quebrarse los dedos por saber que uno le va a regalar es deplorable, discúlpenmé si comienzan los problemas.

Es también muy conocida esa reflexión de que “…a las madres hay que celebrarles todos los días…” y esa sarta de cosas tontas que son más dichos que hechos y les voy a decir por qué.

Al menos en mi caso, tengo la fortuna de tener una relación muy intensa, maravillosa, compleja y llena de cosas que hacen de mi relación con mi Madre algo “sui generis”, y no es que no le celebre este día a mi madre, no por que no sea importante, sino por que es un día igual que todos, yo todos los días le llamo llegando a casa y cada que hablo le digo que le quiero, es cierto, también le cumplo algunos caprichos de forma constante pero díganme, quién no lo hace?, (bueno, solo los dos casos de los que hablaba antes.)

Es posible que en nuestros días el cariño esté expresado en su cantidad e intensidad por medio de regalos, y la pregunta más frecuente de estos días sea “¿que le vas a regalar a tu mamá?, ¿que le regalaste?”, y díganme, no acaso es más una fería de consumo lo que se ha vuelto esta celebración?, claro, es posible que algunos si le den más cariño a sus madres y algunos se preocupen más por los regalos, eso es de cada quién y de cada familia, de acuerdo a costumbres y por su puesto a educación y nivel socioeconómico.

Yo decidí dejar de festejar este día cuando hace tiempo y despues de una de esas ya habituales discusiones fuertes con mi madre me veía afanado en comprar un regalo para “festejarle”, yo en ese momento por la riña no tenía ni el más mínimo interés en festejarle nada y me sentía más estupido buscando algún objeto con qué “agradarla”, que patético.

Al fin de todo acabé comprandole un libro, el cual por el motivo no fué muy bien elegido y la imagen de mi persona al momento de entregarle su regalo me hizo sentirme el hombre más estúpido.

¿cómo se celebra a una madre con la que un par de días atrás has discutido fuertísimo y no hay más ánimo que estar en paz y que se pase el mal sabor?, sencillo, me dí cuanta que el afanarse en buscar un regalo es la solución para nuestras estupideces que hacemos el resto del año y que pensamos nos redime en su perdón y amor, a mi eso me pareció fatuo y vano.

Mi relación con mi madre es muy intensa, siempre, desde que tengo uso de razón, siempre hemos chocado y lo confiezo, he sido su juez más fiero y temible, más ruín y despiadado, sin embargo a ese extremo también hay la contraparte que es la agradable y que es que ella es dueña de mi amor de hijo y de compañero, de mi solidaridad y la cual al paso de los años nos ha demostrado que yo no necesito hacerle un presente para congraciar mis estupideces, simple y sencillamente le digo cuanto la amo cada ves que quiero, la abrazo, la consiento y consecuento.

Sé que eso no me hace un buen hijo, ni el mejor, pero si me hace uno de los más claros y directos, el que si se enoja en un momento o el que hace alguna burrada tiene anuencia de su perdón y cariño.

Yo sé, por que ella me lo ha dicho que su regalo es que sus hijos la queramos y que lo material no sirve más que para ocupar espacio en la casa será por eso que cuando deseo obsequiarle algo como agradecimiento por mi propia vida decido regalarle cosas para su espíritu, un libro un disco una salida a un concierto…

Probablemente el no celebrar hoy me haga un mal hijo para algunas personas, por no seguir la corriente y la costumbre, por ser “codo” por no darle ni un chocolate, pero yo sé que ella sabe bien y ese es mi afan de todos los días, hacerle sentir cuanto la amo, la admiro y la respeto, y eso mis amigos, al menos en mi caso no se compra en ningún lugar, solo en su momento me costó quitarme la pena y la indecisión para decirle “.. te amo Má, te amo con todo, gracias por la vida y por tu compañía, por tu amor…”

Nota final:
Y siempre desde hace años suelo acordarme de aquellos a los que el tiempo y la vida dejó atrás y que los va olvidando poco a poco, un saludo y mil cariños a todas las madres importantes para mi que ya no están en este plano existencial, gracias por todo tambien.

Ahora quiero regalarle a mi madre esto que me parece de mayor valor, un poema que hace tiempo vengo dedicándole con todo mi amor e intensidad.

Para mirar nacer
(Victor Casaus – Silvio Rodríguez)

Para mirar nacer
la voz de esta mujer
lunas brillaron en la tierra.
Y el sol, el grande sol
furioso a que esta luz
no dio para alumbrar la tierra.

Para mirar nacer
la voz de esta mujer
llovió sin descansar
sobre el naciente mar.

El pez en su coral
madréporas de sal.
Los hombres y el color
terrestre del amor.

Para mirar nacer
la voz de esta mujer
piernas espaldas y sus senos
vino la lluvia aquí,
vino el sol grande aquí
y vino el cielo sobre el cielo.

Te quiero siempre Má, gracias por la oportunidad de traerme a este mundo y de conocer sus maravillas y horrores, por hacerme saber que siempre en buenas y malas tu cariño está y estará conmigo siempre.

¡Te amo!

~ por juancarlos70 en mayo 10, 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: