Una página de mi pasado prehistórico


el muchacho del tambor Posted by Hello

Esta foto es probablemente entre 1975 y 1976, en el jardín de niños (NO SE DICE “KINDER”), Josefina Castañeda y del Pozo que se encuentra en la colonia Pasteros en Azcapotzalco, dónde mi Madre trabajaba, por que ella es Educadora de la ENE, Escuela Nacional de Educadoras.

Yo entonces tendría como 5 o 6 años y como podrán observar estaba en la banda de guerra de esa escuelita, mis compañeros son de atrás para adelante Ivonne, Alejandro, Yo y Miguel Ángel, creo, cursábamos el tercer año del jardín de niños.

Yo creo que irremediablemente el pasado como punto de referencia tiende a hacernos reflexionar, con referencia al pasado uno se da cuenta de cambios y se sabe uno en la posición de determinar quien ha sido y es uno mismo.

Yo trato de recordar como era en ese momento e incluso en lo que estaría pensando al tocar mi tambor, me es más sencillo lo primero y de eso hoy les quiero platicar.

Resulta que nacido en 1970, año del primer mundial en México el cual ganó Brasil a manos, o mejor dicho a piernas de Pelé, siendo el primer hijo del matrimonio de Luz María Nava Asbell (madre de mi admiración y todos mis cariños) y de Juan Ruiz Vargas (mi papucho de papuchos) crecí en un ambiente explosivo por la sangre y con una formación diferente a las de los demás chicos.

Mi madre me dice que nací pesando un poco más de 4 Kilos, creo que era lunes aquel 02 de noviembre, si no me equivoco y que a mi bisabuelo materno Don Miguel Asbell no le pareció mucho el día de mi nacimiento.

Cuentan también quienes me vieron de enano que aprendí a caminar a los 8 meses de nacido, por allí hay algunas fotos de ese día en que a manos de mi amado tío César emprendí los primeros pasos.

De temperamento sonriente, de ojos vivaces de inteligencia sorprendente, hablé también antes del año, lo cual me hizo merecedor del sobrenombre de “el enano”, primer nieto de la familia materna, segundo de la paterna, de cabellos rizados y de gesto enojado, regordete, feliz.

Recuerdo que ya entonces mi hermano había llegado y solíamos jugar los dos, entonces vivíamos en un departamento que mi madre había comprado y que entre mis dos padres pagaban, más mi madre, vivíamos en el edificio A-13 de la unidad Presidente Madero, también en Azcapotzalco, teníamos muchos juguetes y un cuarto especial para estos y ver tele, siempre juntos como hasta ahora.

A mi me gustaban los aviones y todo lo que tuviera que ver con vehículos aéreos, solía soñar que volaba en un artefacto inventado por mi y como copiloto mi hermano, tenía una bicicleta vagabundo que los reyes me habían traído un año, de color roja metálico, muy linda, ah pero para bajarla del cuarto piso dónde se encontraba el departamento era un tremendo lío.

Solía ver poca televisión y desde pequeño sentí ese placer por leer, incluso también conservo por allí un par de libros de mi infancia.

Jugaba béisbol en una liga pequeña y jugaba por que mi padre siempre jugó este deporte, pero con el paso del tiempo a mi me fue gustando mucho también, tanto que hasta fui seleccionado en ese liga y después en mi facultad, incluso jugué un campeonato internacional de ligas pequeñas en el palacio de los deportes.

Jejeje, lo pasé muy bien de niño a pesar de cosas menos agradables, siempre fui muy afortunado por que mis dos familias nos querían, pero la materna profesaba un cariño más intenso para mi y mi hermano, gracias a la Familia Nava Asbell gané muchos valores que ahora conservo y no por que la Ruiz Vargas no fuera igualmente cariñosa, solo que debido a otro tipo de cosas en esta familia entonces no se solía ser tan fraternal como hoy en día.

Yo me alegro de tener ese par de familia y como en todas las familias hay problemas pero si hago balance al final saco ganando que tengo gente de mi sangre que me quiere y siempre me recibe con mucho cariño.

No puedo quejarme, mi educación formativa en mis familias es muy valiosa e importante para mi, como les digo hacen de mi lo que soy, claro, tengo cosas malas que a lo mejor alguno de ustedes ya debió haber apreciado, pero espero siempre mejorar.

Ahora que encontré algunas fotos mías de niño me veo y no sé pero me doy ternura y me siento afortunado y recuerdo con cariño las cosas buenas que tuve entonces, las malas a fuerza de razonarlas me han fortalecido desde entonces.

Me miro y a veces pienso si cuando tenga hijos serán igual de afortunados que yo y entonces me respondo que haré lo que pueda por que así sea y por su puesto, para mi lo mejor de estar en esta vida y de haber sido niño es sin duda mi hermano Hugo, al que le digo ahora que los quiero y lo amo, que es muy importante en mi vida.

Además gracias a él tengo sobrinos y una muy buena onda cuñada a los que por su puesto quiero mucho también.

¿y tu, te acuerdas cuando eras niño?
¿a que jugabas?

Saludos y hasta pronto

Juan Carlos

~ por juancarlos70 en abril 1, 2005.

2 comentarios to “Una página de mi pasado prehistórico”

  1. Este relato es bellísimo y conmovedor. Te quiero Juanito, siempre lo haré. Tu tío César Nava Asbell.

  2. Hola Tío:

    Gracias que pasaste a ver mis escritos, como ves ando en este ejercicio de escribir por el momento cosas del pasado, espero pronto escribir sobre el presente y sobretodo de mi futuro.

    También te quiero, mucho, incluso a veces me sorprendo de tantoque es y no logro apreciar la inmensidadd e mi sentir.

    Te quiero siempre tío, y a toda la familia.

    El chino &: )–>

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: